The Verve – Bitter Sweet Symphony

«Bitter Sweet Symphony» es una canción del grupo inglés The Verve, lanzada bajo el sello Hut Records el 16 de junio de 1997.

Fue lanzada como sencillo en junio de 1997, y luego en el álbum Urban Hymns, siendo la primera canción en ambos. El sencillo incluía numerosos lados B, incluyendo otras versiones de Bittersweet Symphony, como una versión de radio y otra extendida de mayor duración.

Esta canción ocupó el puesto #392 como Mejor canción de la historia según un conteo realizado por la revista Rolling Stone. En el ranking de las 100 mejores canciones de todos los tiempos según la emisora Triple J, la canción obtuvo el puesto 14.Si bien la letra de la canción fue escrita en su totalidad por Richard Ashcroft, al día de hoy está acreditada también a Mick Jagger y Keith Richards. Esto es debido a que la canción utiliza un riff similar a “The Last Time”, canción de The Rolling Stones.

The Verve había solicitado una licencia para usar un sample de 5 notas de una versión orquestal (Andrew Loog Oldham Orchestra) de una canción de los Rolling Stones, “The Last Time”, y recibió autorización de “Decca Records”.

Después de que “Bitter Sweet Symphony” se convirtiese en un éxito mundial en el año 1997, el grupo The Verve fue demandado por el mánager de The Rolling Stones, Allen Klein (quien posee los derechos de las canciones anteriores a 1970 de la banda). La reclamación se basaba en que The Verve había roto el acuerdo al usar una porción más larga que la que cubría la licencia, algo que The Verve discutió y nunca aceptó.
The Verve puso cerca de 50 pistas de instrumentación que incluían arreglos, para crear una canción completamente nueva. La melodía orquestal grabada por The Verve, contenía el sample de la grabación original hecha por la orquesta de Andrew Loog Oldham. Pero lamentablemente para la banda, fueron demandados por el primer manager de The Rolling Stones, Allen Klein. La banda, finalmente, resolvió el problema fuera de los juzgados y entregaron el 100% de sus derechos de la canción a Allen Klein, porque parecía más barato que luchar legalmente con la posibilidad de perder el juicio.

Allen Klein luchó contra The Verve con base en sus derechos sobre la canción, pero Oldham poseía los derechos de las notas del sample. Así que, finalmente, la banda de Richard Ashcroft perdió todo derecho por la canción. No sólo no podían ganar dinero con su mayor éxito, sino que también se les quitó el control de la canción.

Además “Bitter Sweet Symphony” fue nominada a un Grammy 1999 (Rock Song , award goes to songwriter), y debido a la sentencia desfavorable, transfiriendo los derechos (incluido los de autor) de la canción de The Verve a Allen Klein y The Rolling Stones, la nominación fue para Mick Jagger y Keith Richards.
En una entrevista, Richard Ashcroft dijo: «Ésta es la mejor canción que Jagger y Richards han escrito en los últimos 20 años». Después de tantos disgustos con “la melodía más bonita del mundo” Richard Ashcroft sufrió una crisis nerviosa y el grupo se deshizo.